/ noviembre 17, 2020/ Sin categoría

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 1,3 millones de personas mueren anualmente por consecuencia de riesgos medioambientales. La Agencia Europea de Medio Ambiente detalla que la contaminación atmosférica continúa siendo responsable de más de 430.000 muertes prematuras en Europa, 10.000 de ellas vinculadas a la contaminación acústica y las enfermedades cardiacas. El cambio climático se ha convertido en la mayor amenaza para la salud de la población mundial en este siglo, según el Centro para la Salud y el Medio Ambiente de la Universidad de Harvard. Los organismos internacionales y la evidencia científica llaman la atención sobre la interacción entre la salud y el entorno para concienciar de que el cuidado medioambiental revierte en nuestro bienestar y debe ser una prioridad social. La conciencia ambiental no es un lujo, es una necesidad.

El cambio climático -con la consecuente degradación del ecosistema y pérdida de biodiversidad- reduce la esperanza de vida de las personas y contribuye a la aparición de enfermedades cardiacas, respiratorias y cáncer. Adicionalmente, el creciente uso de sustancias químicas en los productos de consumo también se ha asociado con un incremento constatado de enfermedades y trastornos endocrinos. Asimismo, el aumento constante de los gases de efecto invernadero pone en riesgo la seguridad alimentaria, el suministro de agua dulce y la calidad del aire, a la vez que facilita la propagación de enfermedades infecciosas, subraya la Universidad de Harvard. Las acciones que reducen las emisiones de gases de efecto invernadero pueden prevenir estos daños, enfatizan los organismos sanitarios de referencia.

Los efectos de la interacción del medioambiente y la salud son complejas y difíciles de evaluar, admiten los expertos. Por ello, llaman a la precaución. El aumento de la temperatura global previsiblemente conllevará que enfermedades que anteriormente se registraban en las zonas más cálidas del mundo puedan desarrollarse en áreas geográficas antes más frías, donde las personas aún no han desarrollado defensas naturales contra ellas, advierte la Facultad de Medicina de Harvard.

Convivir con el planeta

Vivir respetando los límites de nuestro planeta es un desafio con mayúsculas de la agenda política global, como refleja que la sostenibilidad figure como uno de los Objetivos del Milenio para la Organización de Naciones Unidas. Pero la conciencia ambiental comienza con el necesario cambio de modelos de producción y de consumo energético. El reto continúa siendo que el progreso económico sea compatible con las políticas medioambientales para lograr una sociedad más eficiente. La acción contra el cambio climático debe ser global e implicar, más allá de la salud, aspectos tan diversos como la alimentación, la energía, la vivienda, el transporte, la economía y la educación.

Las cifras muestran que la conciencia ambiental gana terreno. La gestión de residuos ha mejorado en la última década en Europa, con tasas de reciclaje en aumento, hasta alcanzar el 29 por ciento. Las emisiones de gases de efecto invernadero también han descendido un 19 % desde 1990 a pesar de que ha habido un aumento del 45 % en la producción económica, según datos de la Unión Europea. Aunque se advierte de que el ritmo actual en aplicar los necesarios cambios no garantizará el objetivo de que Europa reduzca en un 80% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050. El esfuerzo debe sumar a toda la sociedad, también al sector privado.

Conscientes de que un medioambiente más sano favorece una sociedad más sana, Sanitas convierte el compromiso medioambiental en uno de sus valores corporativos fundamentales. En su estrategia de sostenibilidad centrada en cuidar de las personas y del planeta, Sanitas ha reducido cerca de un 70% la emisión de gases de efectos invernadero en la última década, principalmente a través del uso de fuentes de energía renovables como paneles solares y apostando por la construcción sostenible y verde. Dicho esfuerzo ha sido certificado por el organismo internacional e independiente Carbon Trust, que difunde las buenas prácticas que reduzcan las emisiones de carbono en el ámbito global. Sanitas Hospitales forma parte, asimismo, de la Global Green And Healthy Hospitals Network, iniciativa que promueve la sostenibilidad y salud ambiental en el sector de la salud.

Fuente: Milenium Centro Médico Reina Victoria

Compartir esta entrada